Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Guía BP LaLiga 19/20

Guía BP LaLiga 19/20: SD Eibar

La versión 5.0 del Eibar de Mendilibar

El Eibar significa la resistencia en muchos casos. El humilde club guipuzcoano va asentando las bases en Primera División y busca dar otra ‘sorpresa’ esta temporada.

Un texto de Unai Valverde (@UnaaiValverde)

La versión 5.0 del Eibar de José Luis Mendilibar tiene un reto muy importante ante sí. Mantener el éxito temporada tras temporada es realmente complicado como puede observarse en otros proyectos más ambiciosos. Más aún para un club como el Eibar, que juega de manera tan característica y que tiene que hacer malabares cada verano para reemplazar a los jugadores importantes que clubes más potentes se han llevado. La llave maestra que abre la puerta del éxito duradero tan solo la tiene Mendilibar, que es la pieza angular del proyecto del Eibar en La Liga. Y este año vuelve a tener trabajo.

¡Descarga la Guía BP del Eibar en pdf o la Guía BP de La Liga al completo siguiendo este enlace!

Al conjunto armero le toca reconstrucción tras las marchas de Joan Jordán, Rubén Peña y Marc Cucurella. Los Quique González, Edu Expósito o Álvaro Tejero, unidos a las vueltas de Takashi Inui y Pedro León, deberán dar un paso adelante y ser claves en este nuevo Eibar que debe seguir jugando a lo que mejor sabe para mantenerse en la élite. Mendilibar tiene como objetivo evolucionar para crecer, transmitiendo sus ideas lo antes posible a los recién llegados.

El estilo no es negociable. El equipo azulgrana deberá estar cerca de las estadísticas del curso pasado, donde acabaron como el equipo que más balones robó en campo contrario, para cuajar una buena temporada. La presión alta es fundamental en el Eibar, y los nuevos deberán adaptarse rápido a estar corriendo constantemente para recuperar el esférico rápido. Otra de las características es la importancia de los laterales en el ataque. Tanto Cote por izquierda como Tejero o Rober Correa por derecha deberán ayudar a Fabián Orellana y Pedro León respectivamente a colgar balones y crear peligro constante en esos ataques tan verticales del conjunto armero.

El trabajo de los dos puntas y el equilibrio de los dos centrocampistas deberán ser un año más la base sobre la que edificar un equipo sólido y ofensivo como viene siendo habitual. Más complejo es el tema de la medular, donde un talentoso Edu Expósito deberá adaptarse a jugar algo más retrasado y ayudar en defensa al pivote que juegue, ya sea Pape Diop, Gonzalo Escalante o Sergio Álvarez. Los goles estarán a priori muy repartidos como de costumbre entre los cuatro de arriba, con la inestimable ayuda de los zapatazos de Arbilla, los cabezazos de Ramis o los golazos de Orellana y Pedro León.

Con todo esto, el Eibar afronta una temporada difícil, como todas en la élite para un club humilde, con el objetivo claro de mantener la categoría, a poder ser sin sufrir, para poder crecer en la tabla y a partir de ahí soñar. Viendo la confección de varias plantillas de la media tabla, será complicado luchar por entrar en Europa como estas últimas temporadas, y el Eibar no debe sentir frustación por ello, sino competir semana a semana. Las bases se van asentando y el dinero de las televisiones ayuda a que el Eibar se vaya convirtiendo en un fijo en La Liga.

José Luis Mendilibar

José Luis Mendilibar es un técnico muy característico. Todo el mundo lo conoce por el sublime trabajo que está haciendo estos años en el Eibar, hasta el punto de que se hablaba de que varios jugadores como Pedro León pedían para renovar que el técnico de Zaldibar siguiera. ‘Mendi’ es reconocido por su estilo de fútbol con un esquema que ha sido siempre inamovible: el 4-4-2.

Sus ideas están más que impregnadas en el club armero, pese a que año a año tiene que transmitirlas de nuevo a todos sus fichajes. La presión alta es innegociable en el Eibar, al igual que el trabajo incansable. El objetivo de Mendi no es otro que mantener al equipo en La Liga, y que el estilo no quede anticuado o demasiado visto y desgastado. El de Zaldibar volverá a apoyarse en sus pilares para conseguirlo, con un Pedro León recuperado, un muro como Dmitrovic en portería y una delantera muy interesante. Aunque los distintos perfiles que ha incorporado la plantilla como Quique o Expósito podrían ayudar a evolucionar el juego eibartarra.

Pedro León

En un Eibar tan colectivo y tan de Mendilibar es complicado elegir un jugador clave. Pero si la recuperación de Pedro León es real y efectiva, el pilar del equipo puede ser él. Por su relación con el técnico y por su incidencia en el juego armero. El murciano es un futbolista que ha sido muy importante desde que llegó y que, de no ser por su grave lesión, estaríamos hablando de uno de los grandes talentos de La Liga.

El centrocampista dirigirá, salvo hecatombe, los ataques armeros escorado a la derecha, aunque si se confirma la variante de esquema de Mendilibar introduciendo un media punta, el murciano podría tener hueco por dentro. Pedro León posee un golpeo privilegiado y una visión de juego clave para un equipo como el Eibar. Su habilidad es fundamental en el balón parado y también poniendo centros en jugada a los dos delanteros. Su recuperación permite al conjunto armero subir un peldaño en cuanto a nivel de centros laterales y disparos lejanos tras perder a tres jugadores que destacaron en esos aspectos la temporada pasada como Joan Jordán, Rubén Peña y Cucurella.

El 4-4-2 ‘inamovible’ de Mendi

Mendilibar y su 4-4-2. Siempre inamovible.. ¿hasta esta temporada? Podría ser. La confección de la plantilla puede derivar a un cambio de sistema en Eibar, pero la situación inicial es la del clásico esquema del técnico de Zaldibar. Hay varias dudas en el once inicial más allá de si juegan dos líneas de cuatro o no.

La primera duda reside en el centro de la zaga. Ramis y Arbilla son los centrales que más han jugado hasta el momento, pero Oliveira empezó de titular, y también está Esteban Burgos como alternativa. Los carriles son indudablemente para Tejero y Cote salvo sorpresa, dos laterales muy ofensivos que centran de maravilla. La duda principal viene en la medular. Si Mendilibar opta por jugar con dos, el ex deportivista Expósito tiene más papeletas de estar acompañado por alguien de corte más defensivo como Diop, o Escalante. Sergio Álvarez también tiene bastantes opciones de jugar mucho, aunque más en encuentros donde haya que cerrarse más atrás.

Las bandas inicialmente son para Orellana y Pedro León aunque la vuelta del japonés Inui puede hacer dudar a Mendi. La tercera y última duda surge en la delantera. Enrich es el favorito principal, y tras él, los tres candidatos parten de cero con las misma opciones. Charles, Kike y Quique González alternarán mucho arriba para aportar una cuota de goles que va a ser muy importante para no sufrir. Quique y Charles son los que más gol tienen, pero Enrich y Kike los que más trabajan para el equipo. Una delantera variada y bien complementada.

El enésimo rearme de Fran Garagarza

Como es habitual cada ventana de fichajes, el mercado estival ha sido complicado para un Eibar que ha visto cómo varias de sus mejores piezas han hecho las maletas, eso sí, dejando dinero en la caja fuerte armera. Tanto Joan Jordán como Rubén Peña han abandonado la entidad azulgrana este verano, sin salir de La Liga, reforzando a rivales. El club eibartarra ha recaudado con sus ventas unos 20 millones de euros que, unidos a los cuatro que ha pagado el Barça para recuperar a Cucurella, han permitido a Fran Garagarza actuar con más margen económico que otras veces.

El habilidoso director deportivo del Eibar ha conseguido mantener a numerosas piezas clave y, sobre todo, a José Luis Mendilibar. El técnico de Zaldibar es clave para que varios de los pilares se queden, Garagarza lo sabe, y actuó rápido para renovarlo.

Entre los fichajes más destacados, Quique tendrá que luchar con los veteranos puntas armeros para hacerse un hueco en el once, al igual que Inui para ser titular en su vuelta, con Orellana y Pedro León ya asentados. Correa y Tejero pugnarán por ser el lateral titular en la derecha, Expósito por su parte llega con el cartel de crack, pero deberá demostrarle a Mendilibar que merece la pena quitar a un centrocampista de trabajo por él.

¿Algo que añadir?