Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Jugadores

Mount, ‘Rock & Roll’ en el ataque del Chelsea

Dos años sin aspirar a grandes cotas a nivel nacional son muchos para un proyecto muy ambicioso como el del Chelsea. Después de levantar hace tres temporadas el último entorchado inglés de la mano de Antonio Conte, el nivel competitivo del conjunto londinense cayó en picado. El grupo demandaba una renovación que no se asumió las dos siguientes temporadas y eso desembocó en que el rendimiento del equipo no fuera el esperado. El Chelsea, como todos los demás equipos en Inglaterra, no puede competir con Liverpool y City por la Premier, objetivo para el que está pensado el conjunto de Stamford Bridge. Así pues, tratando de comenzar un proceso de renovación de plantilla con la figura más ilusionante posible en esa parte de Londres, llego Frank Lampard. La leyenda blue aterrizó en la que durante tantos años fue su casa tras haber cuajado una destacable campaña con el Derby County en Championship. Sin embargo, Lampard no vino solo. Se llevó consigo de Derby un jugador en el cual él vio algo especial. Mason Mount, con 20 años, debutó en la Premier como titular. Desde entonces lo ha jugado todo.

Mount tiene cabida por dentro, como interior con libertad para descolgarse como hacía en el Derby County, o pegado a la banda izquierda.

Mason Mount comenzó a destacar en los equipos juveniles del Chelsea. El club londinense observó su posible potencial, por eso apostó por cederlo con el fin de que cogiera minutos en la élite. De esta forma salió hacia Vitesse y hacia Derby. El de Portsmouth fue progresando y acumulando experiencia paulatinamente y un golpe de suerte, cruzarse en el mismo camino que Frank Lampard, dinamitó su carrera. Con ‘Frankie’ como técnico del Derby County, Mount disputó un total de 35 partidos anotando ocho goles y repartiendo cinco asistencias. En su primera temporada con el técnico inglés, Mount se ubicó como interior o enganche, ya que jugaba junto a Bryson por delante de un único pivote en un sistema 1-4-1-4-1. De los dos, Mount es el que más protagonismo asumía siempre en materia ofensiva. Más que sus estadísticas –nada desdeñables para un chico que tenía 19 años– lo que convenció a Lampard para llevarse al chaval con él a Stamford Bridge fue la tremenda aportación ofensiva que supone al dominar muchos registros con un descaro inusitado.

Y ahí estaba él, cerca del círculo central esperando que el árbitro indicara el comienzo de ese United – Chelsea en la primera jornada de la Premier. Old Trafford, el teatro donde los sueños se cumplen, sobre todo para Mount. Mason debutó en ese escenario idílico y, pese a que el resultado fuera apabullante en contra de los suyos, las sensaciones que dejó en un debut tan complicado le aseguraron la titularidad para el siguiente encuentro. Esperó la visita del Leicester a Stamford Bridge para estrenarse con gol y arañar un punto ante los foxes en un resultado que ya hacía entrever que la temporada no iba a ser sencilla. Sin embargo, pese a que los resultados no se estaban dando, la ilusión que desató en la afición londinense el descaro de ese chaval de apenas 20 años difuminó, en parte, ese mal comienzo. El chico volvió a ver puerta por segunda jornada consecutiva en la primera victoria para los suyos en la presente temporada. Ante el recién ascendido Norwich y jugando pegado a la banda izquierda a pierna cambiada, Mount sumó un tanto más que al final fue clave para sacar los tres puntos. De nuevo ante el Wolves, y habiéndose recuperado de una lesión, volvió a anotar, sumando su tercer tanto en Premier y asegurando su pasaporte para debutar en la Champions League.

Frank Lampard pudo comprobar de primera mano todo el arsenal de argumentos que posee Mason Mount para dinamizar cualquier parcela ofensiva, así se explica su contratación por el Chelsea. En el actual sistema del conjunto londinense, Mount tiene cabida por dentro, como interior con libertad para descolgarse como hacía en el Derby County, o pegado a la banda izquierda, teniendo facilidad para volcarse hacia posiciones interiores en diagonal. Jugando a pierna cambiada explota la que es su mejor virtud: la conducción de balón. Pese a su corta edad, es capaz de domar el esférico para que este le acompañe pegado a su bota y así poder superar con mayor facilidad a los contrarios. Su capacidad para romper líneas haciendo uso de su conducción y su cambio de ritmo abre enormes posibilidades en el ataque del Chelsea. Pese a su corta edad, Mount ya acumula bastante experiencia tras sus dos cesiones, por lo que el ritmo y el tendente contacto físico imperante en la Premier League no le supone ningún problema. Además de todo lo comentado, el chico tiene carácter. Recién llegado al Chelsea ya ha solicitado protagonismo a la hora de jugar balones parados por delante de otros hombres que llevan más tiempo que él en la primera plantilla.

Con ‘Frankie’ como técnico del Derby County, Mount disputó un total de 35 partidos anotando ocho goles y repartiendo cinco asistencias.

El gran ratio de acción que Mount posee en la parcela ofensiva le convierte en un complemento perfecto para cualquier equipo. El Chelsea lo está disfrutando y este parece ser el primer gran servicio que la leyenda Lampard va a completar para la que fue su casa durante tantas temporadas. Aún es pronto para lanzar las campanas al vuelo y pensar que estamos ante la próxima estrella mundial, pero sí que se puede asegurar que, de continuar centrado y con sus objetivos claros, Mount dará que hablar. Aptitudes y capacidad ostenta de sobra para ser importante en un equipo de primer nivel. De hecho, ya lo está siendo en el Chelsea nada más llegar. A partir de ahora habrá que valorar la regularidad de un jugador especial apadrinado por una leyenda blue como Frank Lampard.

¿Algo que añadir?