Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Jugadores

El Inter es Lautaro

Con veintidós años, la mayoría de nosotros no sabíamos quiénes éramos, qué queríamos hacer con nuestra vida o dónde llegaríamos. Y eso contrasta con lo que es a día de hoy el hombre del momento en la parte nerazzurra de la ciudad de Milán: Lautaro Martínez. El jugador argentino se está erigiendo en el líder sobre el césped de los de Antonio Conte. Con todo un Romelu Lukaku acompañándole en la delantera del equipo italiano, está consiguiendo hacerse con unos galones impropios para su edad, para su posición y para su recorrido en Europa. El último ejemplo en la Champions League ante el Borussia Dortmund ejemplifica a la perfección lo que significa Lautaro para el Inter de Milán.

Reducir a los goles el trabajo del jugador de Bahía Blanca sería desprestigiar la labor de un futbolista con un perfecto conocimiento de lo que necesita este Inter de su rol. Antonio Conte ha construido un jugador alejada de la figura del delantero típico, encarnada más fielmente por Romelu Lukaku, pero sin llegar a crear un enganche. La presencia de Lautaro más allá de las inmediaciones del área genera una interesante red de opciones para los que mueven la maquinaria por detrás. Barella, Sensi y el siempre importante Brozovic son los grandes aliados de un jugador que se ofrece a culminar la jugada, pero también a crear los espacios para que el Inter pueda ejecutarla. Su labor de facilitador del juego de ataque trasciende lo que conocíamos de este futbolista, hábil con el balón y tremendamente dotado para el remate.

Su lectura del juego en el gol ante el Borussia Dortmund es un ejemplo claro de lo que es su rol: identificación del espacio, velocidad, control y remate.

Ocupando los espacios necesarios (siendo móvil, ocupando incluso zonas de ambas bandas), apoyando al mediocampo (siempre tratando de jugar rápido y preciso) y tratando de liberar a su compañero en ataque (con desmarques que limpien la jugada de defensas), Lautaro es una pieza fundamental a la hora de aclarar el camino a seguir para encontrar la portería rival. Su lectura del juego en el gol ante el Borussia Dortmund es un ejemplo claro de lo que es su rol: identificación del espacio, velocidad, control y remate. Incluso su posición en todo momento durante la gestación del gol de Candreva, persiguiendo la jugada, ofreciéndose, desmarcándose en el último momento, refleja la capacidad del delantero argentino a la hora de facilitar la tan complicada labor de ser efectivos de cara a puerta. Y todo eso es la receta para entender que sume cinco goles en los últimos cuatro partidos, ante Dortmund y Barcelona (Champions League) y ante Juventus y Sassuolo (Serie A), todos fundamentales para llevar al Inter donde está hoy por hoy en ambas competiciones.

Su llegada a la élite del fútbol europeo se daba en 2018, hace apenas dieciséis meses, después de que el Inter se fijara en el delantero centro del Racing Club de Avellaneda y revelación de la Superliga Argentina. Solo un año antes, ya avisaría como máximo anotador en el torneo Sudamericano U20 de 2017, celebrado en Ecuador. Hoy, con el equipo interista a su espalda, la figura de Lautaro se hace enorme y hace crecer con él a un Inter que se atreve a soñar con disputar la competición doméstica a la todopoderosa Juventus y que ya encara con firmeza la clasificación a octavos de la Champions League. Un Inter que es, y podrá ser, lo que sea Lautaro.

Miguel Ruiz Ruiz (@migruizruiz)

Emilio Andreoli / Getty Images Sport

¿Algo que añadir?