Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Jugadores

Ferran Torres, la certeza che

El fútbol es un deporte de altibajos. Un fin de semana, tras un resultado negativo, estás en el valle más sombrío y al siguiente puede que estés en la más alta cumbre después de sacar hacia adelante el encuentro europeo y el de Liga. Esta situación escarpada, más de una jerga de montañismo, experimenta una mayor intensidad en Valencia, precisamente a una altura determinada de la Avenida de Aragón y su paralela Avenida de Suecia. Un Valencia en una situación deportiva completamente inestable ha capeado el temporal con Celades a la cabeza y, después de dos victorias consecutivas en Liga y depender de sí mismos en la Liga de Campeones, parece haberse restaurado la calma a su alrededor. Más allá del sorpresivo buen manejo de Albert Celades en una situación deportiva e institucional claramente mejorable, la evolución del Valencia con el técnico catalán nos deja otra certeza más. Ferran Torres, una de las perlas actuales de la cantera che que milita en el primer equipo, ha dado un paso al frente y ha conseguido establecerse dentro del once titular en las últimas jornadas. El de Foios asomó la cabeza en el primer equipo de la mano de Marcelino y, paulatinamente, ha ido adquiriendo experiencia y minutos, los cuales han desembocado en su presentación en firme como un claro candidato a ocupar un puesto de titular en el equipo de Celades.

Las características de Ferran Torres como extremo derecho al uso casan muy bien con el sistema del Valencia.

Al norte de la urbe valenciana, en la comarca de la Huerta Norte, Foios fue testigo de los primeros pasos con el balón entre los pies de un chaval que ya apuntaba maneras desde pequeño. Ascendió al equipo juvenil del Valencia desde el fútbol base y su progresión aún no ha conocido freno. Comenzó a tener presencia en el Valencia Mestalla siendo aún demasiado pequeño para militar en una categoría tan dura como al Segunda División “B”. Sin embargo, en la primera campaña con Marcelino al frente de la nave valencianista llegó el ansiado momento de debutar con el primer equipo. El técnico asturiano lo hizo debutar en Copa del Rey. Y ya no se volvería a bajar de la dinámica del primer equipo. La temporada 17/18, la misma de su debut, estuvo alternando presencia con el equipo filial y el primer equipo. Ya en la 18/19 obtuvo ficha del primer equipo y comenzó a acumular minutos en todas las competiciones, entre ellas la Liga de Campeones. Sin ganarse un puesto en el once titular, fue adquiriendo experiencia en forma de minutos en una temporada de ensueño donde el equipo alzó la Copa del Rey y cumplió el objetivo de clasificarse para la Champions League del año siguiente. Siendo un jugador poco goleador, anotó dos tantos cruciales en la temporada: uno en Balaídos que certificó una remontada vital del conjunto che en una situación delicadísima y otro en Montilivi otorgando tres puntos fundamentales en un encuentro que se había complicado sobremanera.

Así llegó Ferran Torres a la presente campaña, con ansia de ir adquiriendo mayor protagonismo en una posición donde es fijo Carlos Soler, otra joya de la cantera valencianista. La salida de Marcelino y la llegada de Celades dejó entrever que, entre otras cosas, se había producido porque la directiva consideraba crucial que llegara alguien que confiara más en los jugadores jóvenes. Celades no ha tenido que forzar su confianza en Ferran Torres, el chico de Foios se la ha ganado a pulso. Es cierto que la gran cantidad de bajas en el equipo che ha puesto las cosas algo más fáciles al extremo derecho, pero él ha aprovechado de la mejor forma esta oportunidad que le ha brindado la competición. Kondogbia, Rodrigo, Sobrino, Cheryshev, Diakhaby, Coquelin, Guedes, Piccini y Soler completan la larga lista de jugadores lesionados que presenta el equipo dirigido por Albert Celades. Entre todos esos nombres, la baja de Carlos Soler, que sufrió una recaída de una lesión anterior, ha “beneficiado” a Ferran Torres, además de haber forzado a Celades a renunciar a un jugador más de corte defensivo en la banda derecha, como había mostrado en sus primeros encuentros con el conjunto del murciélago. A partir del asentamiento de Ferran en esa banda es cuando han comenzado a llegar los resultados positivos.

Celades no ha tenido que forzar su confianza en Ferran Torres, el chico de Foios se la ha ganado a pulso.

Las características de Ferran Torres como extremo derecho al uso casan muy bien con el sistema del Valencia. Celades, con su llegada, quiso proteger más al equipo colocando a jugadores más de corte defensivo y control como Coquelin en la banda derecha. Sin embargo, las inesperadas bajas han propiciado que varíe su idea con respecto a esa demarcación. Con Ferran en esa posición el equipo gana, sobre todo, desborde. Su gran capacidad para conducir el balón pegado a la bota en continuos cambio de ritmo y realizando algún que otro eslalon dotan al conjunto che de mucho vértigo por ese costado. Cumple el perfil del típico extremo a pierna natural que tan en peligro de extinción se encuentra hoy en día. Pese a estar ubicado en una zona muy adelantada, Ferran no se caracteriza por ver puerta muy asiduamente. Sí que tiene facilidad para ganar posiciones interiores desde la banda y dejar el costado libre para la subida de su lateral, aunque pierde parte de su capacidad para desbordar por dentro. Lo mejor para el propio jugador es su edad. Con 19 años es una de las grandes promesas del fútbol español y del Valencia, otro producto más de la fábrica de jugadores rápidos y con desborde que tiene el club en Paterna. A tan pronta edad, ya ha disputado 67 encuentros oficiales con el Valencia y ha entrado en la lista de nominados para el Golden Boy del presente año. Si el conjunto che es un equipo muy variable y de sensaciones contrapuestas, Ferran Torres es una de sus más grandes certezas.

Christian Sánchez de la Blanca Portillo (@delablanca10

Gonzalo Arroyo Moreno / Getty Images Sport

¿Algo que añadir?