Balón en Profundidad

Fútbol en torno al balón

Equipos

Pletórico Zidane

El Real Madrid post París ha experimentado un cambio muy positivo, y Zinedine Zidane es el principal protagonista de esta mejora. Se ha adaptado a sus jugadores y ha encontrado la fórmula para que todos ellos se sientan cómodos y potenciados sobre el campo. Un ejemplo de dicha mejora la pudimos ver ayer en la Supercopa de España ante un pobre Valencia de Albert Celades.

Zidane apostó por el 1-4-3-2-1, el famoso árbol de navidad con un Luka Jovic -incómodo, perdido- como referencia ofensiva.

Con las bajas de Hazard, Benzema y Bale, más las ausencias de Rodrygo y Vinícius por decisión técnica, Zidane presentó un once con cinco centrocampistas. Un once titular que, a simple vista, podríamos predecir que iba a carecer de desequilibrio y profundidad, pero el plan del técnico francés, ganar el balón ante el Parejo-Coquelin-Kondogbia más Ferran Torres y Soler (con la baja de Rodrigo Moreno), salió a la perfección.

Un Real Madrid que, en términos generales, parece haber recuperado su mejor versión, y que, en las últimas grandes actuaciones del equipo, Isco está siendo una figura clave sobre el campo. Ayer no fue menos, el malagueño nos dejó un partido de esos que enamoran y que es oro para su propio equipo: por las variantes que ofrece y por la facilidad que tiene para jugar y hacer jugar. Apareciendo entre líneas, ofreciéndose constantemente, recibiendo, girándose para ver la jugada de cara, balón -mucho balón- para poder dominar a través de él y jugar con mucha convicción y confianza -aspecto clave-. Lo de Isco, ayer, fue excelente.

Otro de los aspectos positivos de este Real Madrid, y que se va consolidando partido tras partido, es la figura de Fede Valverde. Todos somos ya conscientes de lo que es capaz y lo que ofrece el jugador uruguayo: siempre bien posicionado, dando apoyos, rompiendo líneas defensivas y atacando esas famosas zonas indefendibles entre central-lateral, a lo Kevin De Bruyne, con una zancada espectacular.

Fede Valverde para mejorar a un Luka Modric más cerca del área.

Además ayer pudimos ver un factor clave en Fede Valverde que sirvió para potenciar a Modric. Con el uruguayo al lado, Luka está más liberado, más cerca del área y es donde puede ser determinante. Gol(azo) ayer. Porque una variante importante de este Real Madrid debe ser dosificar la figura del croata y ofrecerle un contexto favorable para que este pueda ser diferencial.

De Zinedine Zidane hay que alabar muchos aspectos de su trabajo en los últimos meses. Haber recuperado la mejor versión de Isco y Kroos, entre otros, es increíble y un aspecto muy positivo para el equipo. Del malagueño ya hemos hablado antes, ahora toca hablar del alemán. Porque el nivel futbolístico en el que se encuentra Toni Kroos es sensacional. Pura inteligencia sobre el campo. El Real Madrid le necesita.

Zidane ha recuperado al Real Madrid con sus decisiones más que acertadas. Y esto es ya una obviedad, como pudimos ver ante el Valencia en la Supercopa. El equipo ha sufrido un cambio positivo a lo largo de esta temporada: se ordena a través del balón, no se parte, presiona junto y bien, y que, con Hazard, irá a más. Porque el belga está más que capacitado para aportar todo lo que le falta al Real Madrid arriba, el único ‘pero’ a día de hoy. Este equipo tiene identidad propia, una hoja de ruta clara, un sistema definido en el que falta el mejor jugador en cuanto a calidad de la plantilla: Eden Hazard.

Albert Quera (@AlbertQuera)

Alex Caparrós / Getty Images

¡Comenta!