Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Jugadores

La esperanza se llama RDT

En Barcelona preocupaba tanto la falta de gol, que el golpe en la mesa tenía que ser lo suficientemente importante como para marcar una diferencia sustancial. Un Espanyol metido en serios problemas, aún en el fondo de la tabla, a tres puntos del penúltimo clasificado, el Leganés, y sabiéndose en la cuerda floja a nivel de rentabilidad, ha querido solventar el problema del gol firmando a un delantero contrastado, con experiencia en La Liga y con la capacidad de dar la vuelta a una situación tan negativa. Raúl De Tomás regresa al fútbol español tras un breve paso por Portugal en el que no consiguió sacar lo mejor de su fútbol con la elástica del Benfica. Junto a Abelardo y con algún refuerzo más en la recámara (extremo y central, como poco), las letras RDT vuelven a tener significado en esta liga.

Delantero móvil, que no se arruga ante las exigencias y que utiliza su desparpajo, velocidad y recursos con el único fin de llevar el balón a la red. Su capacidad para conseguir situaciones ventajosas de jugadas enredadas ya le hizo ser una de las sensaciones de la pasada temporada en un Rayo Vallecano que, si tuvo alguna oportunidad de salvarse, fue gracias a la calidad y a los goles de De Tomás. Sirviéndose de ese nivel de autogestión a la hora de conseguir oportunidades de gol, el puesto de delantero de un Espanyol con falta de acierto parece un refugio ideal.

Un jugador que promete un rendimiento inmediato en una competición que le es conocida y que prestará un servicio de nivel para Abelardo de cara a configurar una delantera de garantías para poder hacer frente a lo que se viene en estos meses restantes.

En el dibujo de Abelardo, que ha mostrado un férreo 1-4-4-2 en las dos ocasiones en las que lo hemos podido ver al frente del equipo, De Tomás parece encajar en uno de los dos puestos de delantero, siendo en ese caso el atacante de mayor movilidad, posibilitando permutas con los hombres de banda o incluso jugando un paso por detrás para visualizar o dirigir la jugada de ataque, facilitando incluso el lanzamiento lejano, un recurso que no le va nada mal. Sin duda, un efectivo más que importante para dar la vuelta a unos datos preocupantes, en los que el Espanyol, con cerca de 150 remates, solo ha conseguido convertir 14 tantos, la peor estadística de la categoría.

En el sentido del sistema, su incorporación puede suponer, además, un cambio táctico, pudiendo convencer incluso al míster asturiano de usar un planteamiento con extremos, en vez de emplear dos delanteros, jugando más adelante y posibilitando un juego más directo, con jugadores de banda más cerca del área como Vargas, Melendo, Víctor Gómez o Wu Lei. Ese paso hacia delante de los de Abelardo sería, sin embargo, en detrimento de un segundo rol de delantero que solo sería posible si De Tomás respondiera a las expectativas esperadas por su talento y experiencia en La Liga.

Tras su salida en julio de 2019 rumbo al Benfica, Raúl De Tomás apenas ha podido demostrar en la Liga NOS sus altas capacidades cara a gol. Sí lo hizo cedido en Rayo Vallecano y Real Valladolid, antes de volver al Real Madrid, del que acabó saliendo para probar suerte en Portugal. Un jugador que promete un rendimiento inmediato en una competición que le es conocida y que prestará un servicio de nivel para Abelardo de cara a configurar una delantera de garantías para poder hacer frente a lo que se viene en estos meses restantes. Un reto complejo al que poder enfrentarse con los goles de un especialista en pos de la salvación del conjunto perico.

Miguel Ruiz Ruiz

Octavio Passos / Getty Images Sport

¿Algo que añadir?