Balón en Profundidad

Fútbol en torno al balón

FútFem

El último tren del Espanyol

La Primera Iberdrola vuelve una semana más con la emoción que ello comporta. Ajena a lo que está ocurriendo en los despachos, la competición promete espectáculo en una segunda mitad de la temporada en la que muchos equipos van a decidir su futuro más inmediato. En la parte alta de la tabla poco movimiento puede haber si el Atlético de Madrid consigue victorias, pero en el fondo de la clasificación la cosa cambia. Equipos como RCD Espanyol, Madrid CFF o Valencia están obligados a sumar si quieren salir de la mala dinámica de resultados que les ha llevado a su situación actual.

Previo a arrancar la jornada 16, las pericas son últimas en la clasificación con tres puntos (de tres empates).

Precisamente las blanquiazules tienen ante sí la oportunidad de reengancharse a la lucha por la permanencia. Previo a arrancar la jornada 16 son últimas en la clasificación con tres puntos (de tres empates). Sin embargo, sus próximos dos partidos -Valencia y Madrid CFF- son la oportunidad perfecta para demostrar que el club todavía no ha dicho su última palabra en Primera Iberdrola. Desde el vestuario los mensajes van en una misma dirección, pero lo visto sobre el césped deja muchas dudas todavía. No obstante, el fútbol es un deporte de sorpresas.

Que el Espanyol ha mejorado desde la llegada de Jordi Ferrón al banquillo es una realidad. El técnico catalán supo leer lo que el equipo necesitaba después de una mala dinámica con Salvador Jaspe. Crecer a partir de la defensa. Pese a haberse llevado un punto en los cuatro partidos que lleva dirigidos, Ferrón va camino de recuperar las mejores versiones de piezas tan importantes como Anna Torrodà o Brenda Pérez -entre otras-. No podemos afirmar nada, pero con tus mejores jugadoras al máximo nivel es un poco más fácil ir a por el objetivo.

Recuperar las mejores versiones de piezas tan importantes como Anna Torrodà o Brenda Pérez se antoja fundamental.

La mejoría no ha repercutido a nivel de resultados. Ya sea por acciones a balón parado o por fallos defensivos, el equipo sigue encajando muchos goles (11 en los últimos cuatro encuentros). En ataque la historia cambia, pues hasta hace dos partidos apenas generaban, pero en la última fecha contra el Deportivo Abanca hubo acercamientos claros al área rival. Eso sí, las llegadas no terminaron en los tantos que hubiera necesitado el Espanyol para rascar algún punto. Lo que nos lleva a hablar de posibles incorporaciones en el mercado de invierno. Todavía no han llegado futbolistas y sí que ha habido bajas.

Porque parece que el área deportiva funcione de manera independiente a la secretaría técnica. Mientras en el césped se intenta revertir la dinámica como sea, en los despachos todo va al revés. Hace unos días Irene López, joven promesa fichada en verano, rescindía su contrato con el club después de seis meses. Hace unas horas Yiyi comunicaba también que deja el club después de haber fichado en el mercado estival. Es cierto que ambas han tenido poco protagonismo, pero aun así no ha habido ninguna incorporación para paliar estas bajas. El Espanyol, teniendo en cuenta su situación, es hoy un equipo más débil.

Los dos rivales inmediatos del Espanyol suponen una oportunidad para reengancharse a la lucha por la permanencia.

Pese a ello, las de Jordi Ferrón todavía tienen una baza a la que agarrarse: el calendario. Esta semana viajan hasta el Antonio Puchades para medirse al Valencia y la semana que viene reciben al Madrid CFF en casa. Son dos partidos ante dos rivales directos en la lucha por la permanencia. Además es posible conseguir los puntos, pues las de Irene Ferreras suman ocho jornadas consecutivas sin conocer la victoria mientras que el cuadro blanco acumula ya 11. De conseguir los seis puntos, el Espanyol volvería a engancharse a una lucha de la que ahora mismo está relativamente lejos. Eso sí, dos derrotas sentenciarían un proyecto que quedaría muy tocado y quizás hundido antes de hora.

¡Comenta!