Balón en Profundidad

Fútbol en torno al balón

Equipos

Punto de inflexión

El RCD Mallorca no ha mostrado una buena versión en el primer tramo de la temporada de La Liga. Y piezas y calidad hay, sobre todo en la parcela ofensiva. Vicente Moreno tenía varios frentes abiertos: ¿mantener el bloque de años anteriores? ¿Cómo encajar a Takefusa Kubo? ¿Y al Cucho? Diferentes variantes que no terminaban de encajar, y esto, al fin y al cabo, tuvo consecuencias a nivel defensivo. El Mallorca no conseguía llegar arriba con asiduidad y sufría -sufre- defendiendo en área/campo propio. Pero el partido ante el Valencia puede haber sido un punto de inflexión.

La doble punta con Cucho y Ante Budimir fue una noticia muy positiva para el equipo.

El 1-4-4-2 que presentó Vicente Moreno ante el Valencia con Budimir+Cucho arriba fue un aspecto muy a tener en cuenta para el Mallorca a corto plazo. Sobre todo en la figura del Cucho Hernández. El equipo balear, con él, gana mucha movilidad, desmarques de ruptura, apoyos… el colombiano tiene un abanico de recursos ofensivos que son oro para el RCD Mallorca y para Ante Budimir. Sobre todo para el croata, porque si ambos se entienden, el Mallorca gana mucha presencia en campo rival.

Se entienden, se complementan y se potencian. El partido que cuajaron Ante Budimir y el Cucho Hernández ante el Valencia de Albert Celades en la pasada jornada de La Liga fue de 10. Con el Cucho destapándose como el complemento perfecto para Budimir y su juego, porque con su capacidad de espaldas a portería y la movilidad del colombiano, hace que todo lo que haga el croata tenga más sentido todavía. Además de acercarlo mucho más, y mejor, al área. Porque si Budimir ya era importante para el Mallorca fuera de ella, ahora y antes de la llegada del Cucho, si lo es dentro de la misma (faceta goleadora) más que mejor.

¿Encaja Takefusa Kubo en este 1-4-4-2? Esta es la gran pregunta.

Dani Rodríguez y Lago Júnior fueron las bandas del 1-4-4-2, derecha e izquierda respectivamente. Pero una conclusión que hemos sacado del Mallorca en la primera vuelta de la competición es que Takefusa Kubo en banda no tiene el mismo impacto en el juego que por los pasillos interiores. Pero, tras el partido ante el Valencia, ¿toca prescindir del Cucho+Budimir para volver a modificar el sistema? Complicado. Porque el mejor contexto para que el japonés pueda ser diferencial está muy lejos de la mejor versión del club balear.

El dilema está ahora en manos de Vicente Moreno. Porque es consciente que el mejor partido de su equipo llega sin el jugador nipón en el once titular, pero al mismo tiempo es el jugador con más calidad de la plantilla. El técnico valenciano, eso sí, ha encontrado algo a lo que agarrarse, y esto es lo más importante para el Mallorca en la segunda parte de la temporada. Una estructura, un plan y una idea para ir creciendo jornada tras jornada, veremos si con Takefusa Kubo partiendo en el once titular o no, pero lo que está claro es que el 4-1 ante el Valencia de Celades puede suponer un punto de inflexión en el cuadro bermellón, y más viendo el rendimiento del Cucho Hernández y Ante Budimir en asociación.

Albert Quera (@AlbertQuera)

Jaime Reina / Getty Images

¡Comenta!