Balón en Profundidad

Fútbol en torno al balón

Jugadores

Florenzi para aumentar la competitividad

El Valencia ha comenzado la parte decisiva de la temporada. Los cuartos de Copa del Rey esperan en el horizonte mientras, en La Liga, se postula a competir hasta el final por la Champions League, al igual que el año pasado. Esa misma clasificación que le va a permitir disfrutar de unos octavos de final siete años después a finales del mes de febrero. Afrontar toda esa empinada cuesta plagada de competidos rivales requiere de un equipo preparado y con infinidad de alternativas. Justo eso es de lo que el Valencia ha estado adoleciendo en algunos tramos de la temporada por culpa de las lesiones. Alessandro Florenzi, capitán de la Roma hasta su llegada a Mestalla, ha aterrizado en Valencia justo para mitigar esa falta de recursos y aportar minutos de calidad en todo lo que el conjunto de Celades va a tener que afrontar estos meses, donde se decidirá el resultado de la temporada. El romano llega con el objetivo de ser el lateral derecho del equipo en las citas importantes y liberar a Wass de esa responsabilidad que ha estado ejerciendo en los últimos encuentros.

Alessandro llega justo cuando comienza el tramo más especial de la temporada y su aportación en la derecha será clave.

Florenzi debutó nada más llegar al conjunto de Celades. Ante el Celta de Vigo, el italiano disfrutó de sus primeros minutos con la casaca che. El entrenador barcelonés alineó a su nuevo jugador en el lateral derecho, tal y como se esperaba. Daniel Wass pasó a ocupar la banda derecha, mientras que Soler hizo lo propio en la izquierda. Con la recuperación de Guedes en el horizonte y la entrada definitiva de Rodrigo en el equipo tras su última afección física, Celades podría tener a su disposición innumerables recursos de calidad para alinear en el centro del campo y alas del equipo del centro del campo hacia delante. De momento, la titularidad de Alessandro Florenzi ante el conjunto vigués permitió a Wass disfrutar jugando en su posición natural. El futbolista danés lleva ocupando el lateral derecho desde hace ya algunas jornadas por la lesión de larga duración de Cristiano Piccini y la escasa confianza que Celades tiene en Thierry Correia. Un invento que Marcelino se sacó de la manga en su momento y que ha permitido a su sucesor en el banquillo mantener cierto equilibrio en la banda derecha en el apartado defensivo y, a su vez, llegar al ataque por su condición de jugador ofensivo y con recorrido.

No fueron más de 55 minutos los que Florenzi estuvo sobre el verde de Mestalla en su debut como valencianista y en La Liga, pero fueron suficientes para mostrar una realidad ya conocida: es mucho mejor jugador de centro del campo hacia arriba que hacia abajo. Ofensivamente aportó bastante y casi todo con acierto. Consiguió pisar línea de fondo en varias ocasiones finalizando con notables envíos laterales que con Maxi Gómez merodeando dentro del área se volvían muy dañinos. También supo combinar bien sus subidas con Daniel Wass, coordinándose bien para asumir siempre cada uno funciones distintas en cada ataque. Incluso se permitió pisar área en una ocasión que por poco termina con su primer tanto como jugador del Valencia, aunque apenas se prodiga en la faceta realizadora (solo ha conseguido un gol en lo que va de temporada). Pasando ya al plano defensivo, Florenzi es en esta faceta cuando más sufre. El lateral italiano asume bastantes riesgos adelantando su posición para hacer daño al rival como lateral adelantado, lo que supone desguarnecer su espalda y dejarla vulnerable para los ataques contrarios. Su media vuelta después de una jugada ofensiva se antoja algo lenta, pese a que su defensa en estático no se ve muy comprometida, factor a tener en cuenta en un equipo que centra su trabajo en un repliegue ofensivo para recuperar y soltar a sus flechas al contragolpe.

Florenzi es mucho mejor jugador de centro del campo hacia arriba que hacia abajo.

La correcta adaptación del jugador romano al esquema valencianista se antoja importante para permitir a Celades tener al alcance de su mano una mayor variedad de recursos para armar el equipo. Esa adaptación mencionada también será bienvenida por el propio Florenzi, que optó por salir del equipo de su vida en busca de un rol que parecía tambalearse en el conjunto de la loba pese a ser su capitán. Comenzó la temporada como titular con Paulo Fonseca en el banquillo, pero perdió su sitio en el once llegando a la décima jornada del campeonato liguero. A partir de ahí, alternó algunos minutos con partidos completos en el banquillo. Esa situación le llevó a forzar su salida y el Valencia lo ha acogido con los brazos abiertos por la imperiosa necesidad de un lateral derecho. Alessandro llega justo cuando comienza el tramo más especial de la temporada y su hacer en la banda derecha será una aportación clave para que el Valencia se postule para luchar por todo lo que tiene en juego. Que no es poco.

Christian Sánchez de la Blanca Portillo (@delablanca10)

Claudio Villa / Getty Images Sport

¡Comenta!