Balón en Profundidad

Fútbol en torno al balón

Jugadores

Isak agita el árbol de la Real

La Real Sociedad ha sorprendido al mundo del fútbol esta temporada, no parece haber dudas en eso. Los donostiarras, dirigidos por un inspirado y emocional Imanol Alguacil, han mostrado su mejor versión en muchas fases de la temporada con un fútbol ofensivo y atractivo, que ha sido efectivo casi siempre. Las llegadas de fichajes jóvenes de calidad, unidas al gran hacer de los canteranos han convertido a la Real Sociedad en un equipo aspirante a todo. Pero, con la temporada encaminada y las ideas claras, un joven sueco llamado Alexander Isak ha decidido agitar el árbol y darle una vuelta de tuerca al conjunto realista.

La aparición de la perla nórdica se debe a varios factores. Isak venía jugando minutos aunque en su mayoría eran entrando de suplente para los tramos finales de los partidos, donde había dejado buenos detalles pero sin destacar demasiado. Sin embargo, en enero, Willian José dejó la puerta abierta. Flirteó con el Tottenham y trató de forzar su salida negándose a jugar frente al Espanyol en Copa del Rey, y como si del destino se tratara, el sueco aprovechó esa oportunidad para explotar como nunca, y ahora no hay quien le frene. Marcó ese día frente al conjunto catalán, y también lo ha hecho frente a Mallorca y Leganés en Liga, por partida doble en los octavos de final ante Osasuna, en los cuartos en el Santiago Bernabéu también en dos ocasiones y ante el Athletic en el derbi de Anoeta. Suma ocho goles y dos asistencias en los últimos seis encuentros, y en total ya lleva 14 tantos en todas las competiciones. Cifras apabullantes para su edad.

Encaja a la perfección con Odegaard y cada vez mejor con el resto de atacantes.

Las características de un delantero tan ágil y móvil como Isak encajaban, a priori, mejor con un equipo más veloz en sus ataques, quizás algo más contragolpeador, y se ha notado en la primera parte de la temporada. El sueco jugaba bien, hacía mucho daño con sus conducciones frontales y movimientos a lo ancho, pero en ataques estáticos le costaba más aportar, y ahí sumaba más Willian José. Con jugadores veloces y que repiten mucho los esfuerzos en bandas como son Portu y Mikel Oyarzabal, Isak podía llegar a chirriar algo porque en punta se pedía algo distinto a lo que había en banda, pero su rendimiento ha sido positivo casi siempre.

Con el que mejor encaja desde el primer momento es con la estrella noruega Martin Odegaard. Con el joven zurdo partiendo desde el interior derecho, la conexión entre ambos ha sido realmente fructífera siempre, sobre todo cuando el ataque es rápido. Odegaard tiende a recibir orientado en derecha y conducir en diagonal, y ahí el sueco hace daño puesto que se abre para recibir en carrera bien orientado. El espectacular uso de las dos piernas de Isak permite a Odegaard filtrarle pases sin miedo, de cuya asociación ha generado ya rédito de cara a gol.

Isak ha demostrado tener una habilidad para conducir con ambas piernas y cambiarse el balón de pie asombrosa que, como es lógico, desequilibra a cualquier defensor, abriendo espacios para buscar el disparo a puerta. El ejemplo del gol frente al Espanyol es perfecto. Conduce Odegaard en diagonal una contra, Isak se abre a la izquierda, recibe y controla con la zurda, se la cambia rápidamente de pie, y con ese toque se deshace de la defensa para terminar de ejecutarlo con una gran finalización.

Ahora la gran duda es: ¿Willian José o Alexander Isak para la punta del ataque?

La pelota queda ahora en el tejado de Imanol Alguacil, que tiene uno de esos benditos problemas que suelen tener entrenadores con plantillas potentes. ¿Willian José o Isak para ser referencia? La respuesta es tan sencilla como ambigua. Depende de cada partido. Si de algo se ha caracterizado el técnico oriotarra en lo que lleva como entrenador de la Real en sus tres etapas ha sido el no casarse con nadie y poner a quien vea mejor para cada encuentro. Ya lo ha hecho durante esta temporada en el tramo donde Willian José era el punta titular, dejándolo en el banquillo en partidos ante el Atlético o el Levante buscando cosas distintas con Isak.

Ahora puede que sea a la inversa. El sueco, absolutamente enrachado, parte como favorito, pero en encuentros concretos el brasileño tendrá su oportunidad de inicio, como ocurrió frente al Athletic. Willian José deberá trabajar mucho para recuperar su estatus de indiscutible, pero sigue siendo más útil que el sueco en determinados contextos. Fijando centrales y bajando a recibir para crear espacios a la espalda es de los mejores delanteros de La Liga, y en el juego aéreo es un portento. No se descarta la opción de la compatibilidad entre ellos. El brasileño de referencia, con Isak escorado a una banda (parece que sería la izquierda en caso de ocurrir) no desentonaría en absoluto para muchos tipos de situaciones buscando el gol. Cargando el área serían muy peligrosos, con el sueco atacando al lateral al segundo palo, cuya posición en centro lateral siempre es más complicada de defender. Muchas opciones y muchas variantes para Imanol, que debe de estar disfrutando con su nuevo ‘problema’.

Unai Valverde

Gonzalo Arroyo Moreno / Getty Images

¡Comenta!