Balón en Profundidad

Fútbol en torno al balón

Sullastres en Copa de la Reina con el Deportivo
FútFem

Sullastres ha vuelto

El fútbol es un deporte maravilloso. Con sus momentos de gloria, con sus penumbras y fracasos. Con todo. Es un deporte que engancha. Y lo hace porque el propio fútbol va mucho más allá del propio deporte, trasciende a otras realidades que nos permiten disfrutarlo. El fútbol en sí son diferentes realidades superpuestas que conforman un imaginario que nos llega de una forma u otra. Así, recae en nosotros mismos la responsabilidad de desgranarlo. El problema viene cuando todos ponen el foco en el mismo punto, dejando apartadas otras historias igual o más interesantes. Porque el fútbol también nos deja relatos muy interesantes.

El fútbol se analiza -o se suele analizar- a partir de un esquema táctico, del movimiento de los centrales en salida de balón, las internadas de los centrocampistas desde segunda línea o desde la presión en campo contrario. Sin embargo, de forma habitual nos dejamos al portero. Una posición olvidada pero vital en el desarrollo del propio juego. Tener la meta cubierta a día de hoy sigue siendo garantía de éxito. Y la realidad es que en cierto modo desprestigiamos la figura del arquero cuando no le damos la importancia que merece. Una figura que gana partidos y campeonatos, que aguanta poco halago y mucha crítica.

De forma habitual nos dejamos al portero. Una posición olvidada pero vital en el desarrollo del propio juego.

En la presente campaña hemos hablado maravillas del Deportivo. Ascenso a Primera Iberdrola, racha de victorias, remontadas épicas. Hemos halagado a Teresa Abelleira, Athenea del Castillo, Iris Arnaiz, Gaby o a Peke. ¿Pero cuántas veces hemos hablado de las porteras? Más allá de momentos puntuales no hemos destacado el trabajo de María Isabel o Esther Sullastres bajo palos. En el caso de la catalana pocas veces hemos indagado en una historia de superación personal que la ha llevado a donde está hoy. Porque desde que empezara su carrera Sulli ha ido escalando hasta convertirse en lo que es hoy en día.

Esther Sullastres es una de las veteranas de la Primera Iberdrola. L’Estartit, FC Barcelona, Transportes Alcaine, Valencia, Zaragoza CFF y Deportivo. Es una portera ágil, con buenos reflejos y buen juego aéreo. Pero más allá de su perfil puramente deportivo, destaca por haber mantenido la regularidad durante muchos años en todos los equipos en los que ha estado. Los más nuevos la conocerán por el recital en Copa de la Reina ante el Barça, pero la figura de la guardameta va mucho más allá. Y para entender la importancia de lo que es Sullastres hay que recordar su última lesión en febrero de 2018, cuando todavía militaba en el Zaragoza.

Es una portera ágil, con buenos reflejos y buen juego aéreo.

Esther sufrió una grave lesión en los ligamentos de su rodilla que bien pudieron acabar con su carrera antes de tiempo, pero el fútbol no dejó de lado a una guardameta que volvió gracias al Deportivo. Una llamada de Manu Sánchez fue suficiente para volver a competir sobre el césped a nivel profesional. Meses después Sullastres está cerca de volver a su nivel en un club que la valora. Su partido en Copa de la Reina ante el FC Barcelona fue un premio a todo lo que ha sufrido en los últimos tiempos. Esther necesitaba vivir una noche grande, una noche de nervios previos al partido, hormigueo en el estómago, saber que estás volviendo a casa para dejar huella. Pisar el césped, atarse los guantes y coger sensaciones con el balón.

Una llamada de Manu Sánchez fue suficiente para volver a competir en el césped a nivel profesional. Meses después Sullastres está cerca de volver a su nivel en un club que la valora.

Vestuario, ropa de calentamiento fuera, camiseta de partido, vendajes y de nuevo dentro los guantes. Cabeza gacha, puños apretados, concentración al margen. ¿Alguien ha jugado sabiendo que su responsabilidad es mayor? Escuchamos táctica, ruido de taco. Y entonces enfilas el túnel de vestuarios. Cabeza fría, himno del Barça sonando de fondo. Y sucede. La primera parada es determinante en la confianza de un portero. Si consigues una buena primera acción es complicado terminar haciendo mal partido. Una, dos, tres. Es tu día, te has convertido en un muro inquebrantable. Provocar la ansiedad de Jennifer Hermoso está al alcance de muy pocas.

Sigues a lo tuyo. Cuando parece que está cerca se escapa, aunque solo puedes sentir orgullo. Tú, que llevas muchas temporadas en esto lo sabes de primera mano. Esther Sullastres volvió a aparecer en el mapa mediático en los cuartos de final de la Copa de la Reina. Pero la realidad es que nunca se fue. La calidad decidió tomarse un respiro para volver más fuerte. Para los que no la conozcan, ahí tienen a una de las mejores guardametas de la Primera Iberdrola. Y la mejor noticia es que ha renovado con el cuadro gallego. Tenemos portera para rato. Larga vida a las arqueras. Larga vida a Esther Sullastres y su historia de superación.

Xavi de la Ossa

Pedro Salado / Getty Images

¡Comenta!