Balón en Profundidad

Fútbol en torno al balón

Análisis táctico

Todo sigue igual

Todo sigue igual. O no. Cinco cambios, un Sánchez-Pizjuán vacío, sonido ambiente por la megafonía o carteles virtuales en las gradas. Pero en las dinámicas del Sevilla de Julen Lopetegui y del Real Betis de Rubi nada ha cambiado. Todo sigue igual. Unos potenciando todas sus virtudes de principio a fin, desde la pareja de centrales hasta Lucas Ocampos. Y los otros con las mismas dudas que antes del parón. Sin grandes novedades.

Los pasillos exteriores, la clave del partido.

Los laterales de ambos equipos. Jesús Navas y Sergio Reguilón. Emerson y Álex Moreno. Lo que mostraron unos y lo que mostraron otros. El Sevilla encontró por fuera una vía más que válida para desajustar a la defensa del Real Betis. Munir -gran partido el suyo- fijaba en un costado al lateral y Óliver Torres lo hacía por el otro. Con esto, el equipo de Lopetegui encontraba una vez tras otra superioridad y ventajas por fuera. Emerson y Álex Moreno estaban muy superados en cada acción por la falta de apoyos. El partido de Sergio Reguilón por un costado y el de Lucas Ocampos (más Jesús Navas) por el otro fue excelente. El Sevilla encontró con mucha facilidad el 2vs1 tan conocido por los pasillos exteriores. Porque ni Nabil Fekir, que ahora hablaremos de él, ni Tello seguían a su marca.

Los de Lopetegui estaban a lo suyo. Y de una forma excelente. Ritmo alto, buenos movimientos sin balón, excelente circulación para generar ventajas en campo rival y buena presión. Muchas cosas positivas en clave Sevilla ante un Real Betis que volvió a demostrar todos los problemas, todas las dudas, que ya se le veían antes del parón. La salida de balón, el rol de Nabil Fekir, las lagunas a nivel defensivo y la poca claridad arriba. Por estas razones, todo seguía igual.

La salida de balón como inicio de sus dificultades.

La salida de balón con el pivote como protagonista, un problema que se viene arrastrando desde el inicio de la temporada. Muchas pruebas, y pocos resultados. Lo de ayer fue una muestra más, y el Sevilla de Julen Lopetegui lo interpretó a la perfección. Guido Rodríguez, que fue el pivote, no se giró ni una sola vez al recibir el balón. Porque la presión del Sevilla era buena, porque recibía mal perfilado.. por muchas cosas, pero el Real Betis no conseguía encontrar buenas situaciones en esta fase del juego.

Fase del juego en la que también influyó mucho el posicionamiento de los laterales. Ante la presión alta, Emerson y Álex Moreno ofrecieron pocas soluciones a esto. Ubicados a mucha altura, facilitaron la presión de los de Lopetegui y perjudicaron al Real Betis en caso de pérdida. Eran muchos problemas que no encontraban solución. A no ser que Borja Iglesias consiguiese bajar un balón y poder conectar con Fekir, Aleñá y compañía. Algo que se pudo ver en muy contadas ocasiones.

Nabil Fekir, perjudicado por el contexto y su rol.

No fue el mejor partido del francés, eso es evidente. Pese a que en cada intervención nos dejase enamorados con su gran calidad técnica, pero su rol no le acompañó en absoluto. Muy pegado a la banda (poco juego interior), interviniendo poco en ataque y con muchos problemas en defensa. Lo dicho, el Real Betis siguió mostrando en el Sánchez-Pizjuán todos los problemas que ya venía arrastrando antes del parón. De sistema, de roles y funciones dentro de este, de poca confianza en determinados jugadores..

Partido muy Sevilla de Julen Lopetegui. Partido muy Real Betis de Rubi.

El Sevilla demostró de qué calibre está hecho. El Real Betis, también. Los de Julen Lopetegui desarrollaron una capacidad de dominio excelente. Un equipo muy bien trabajado, con jugadores indiscutibles. El partido de Diego Carlos y Koundé dominando el área propia, lo de Fernando Reges, Lucas Ocampos o el partido de Munir. Los laterales y todo lo que generan en campo rival.. sin olvidarnos del partido de los interiores. Este Sevilla ayer volvió a demostrar una cosa muy clara; que es un equipo que domina muchos recursos, que tiene infinidad de variantes. Porque el trabajo de Julen Lopetegui en su primer año en Nervión está siendo excelente. Victoria en el Derbi de Sevilla para seguir mejorando y coger ritmo de cara al tramo final, en el que luchará por un billete para la Champions League afianzándose en la tercera plaza de La Liga. Por resultados y también por las sensaciones tan positivas.

Albert Quera

Cristina Quicler / AFP

¡Comenta!