Balón en Profundidad

Fútbol en torno al balón

Equipos

Con lo justo no es suficiente

Aunque suene a una obviedad, no hay que olvidar que los equipos que habitualmente luchan por la salvación en La Liga son aquellos que disponen de menos recursos económicos y, por ende, a nivel de plantilla, tanto en profundidad como en calidad. No siempre es así, claro, como podemos confirmar viendo a conjuntos como Real Betis, Celta de Vigo o RCD Espanyol en la actual edición del campeonato luchando por mantenerse en Primera División. Otros, en cambio, sí que esperaban verse en esta pelea, alcanzando este punto de la temporada en una posición más o menos holgada, pero en definitiva buscando cada punto para poder disfrutar de nuevo el año que viene de una de las mejores ligas del mundo. El CD Leganés de Javier Aguirre es uno de ellos.

El Leganés adolece de una falta de filo en ataque que puede condenarle esta temporada.

Y esta falta de recursos puede reflejarse en cualquier parte del campo. En el caso del conjunto pepinero se localiza con más gravedad en la zona más adelantada del esquema, aquella que da vida con goles no merecidos cuando individualmente llegan y que, a la vez, te asfixia si no te da un respiro jornada a jornada. Precisamente el Lega no encaraba esta temporada con un profundo déficit ahí, ya que dos de sus mejores jugadores formaban una doble punta que a nivel de números y juego daban forma al proyecto madrileño. Youssef En-Nesyri y Martin Braithwaite abandonaron Butarque en el mercado de invierno en búsqueda de otros objetivos en Sevilla y Barça, dejando 10 goles y 4 asistencias a un equipo que sin ellos debía hacer una gran segunda vuelta para mantener la categoría. Un equipo que suma ahora en 30 jornadas 23 goles a favor.

En el partido en Son Moix pudimos volver a comprobar lo difícil que le resulta al Leganés girar un partido y comenzar a dominarlo. Empezó con su habitual 1-5-3-2 y, tras el tanto de Salva Sevilla, comenzó a buscar el gol que le metiera en el partido para evitar descolgarse de la lucha por la salvación. El Vasco Aguirre cambió a defensa de 4 y trató de cambiar el plan de reactivo a propositivo con la entrada de un Roque Mesa que diera sentido a cada posesión de pelota. Intentó abrir el campo contando con dos volantes abiertos como Bryan Gil y Roger Assalé, que tuvieron como objetivos en el área a Guido Carrillo y Miguel Ángel Guerrero. Los dos arietes se quedaron muy cortos para el plan del técnico mexicano, pues no inquietaron la meta de Manolo Reina y apenas pudieron dar variantes ni opciones a sus propios compañeros de ataque.

Los actuales delanteros del Lega suman un gol entre los dos en toda La Liga.

En la última media hora de partido el Leganés mejoró y, de una manera u otra, consiguió inclinar el campo hacia el área rival. Mientras, el Mallorca falló en el intento de castigar a la contra a pesar de dar entrada a piezas específicas para ello. Pero, finalmente, el que equilibró de nuevo la balanza fue Óscar Rodríguez. El futbolista del Real Madrid marcó su noveno gol en esta Liga, y lo hizo a partir de su marca registrada: el disparo desde fuera del área. Una virtud que le puede facilitar un salto en su carrera en los próximos años y que en este momento es a lo poco a lo que se puede agarrar el Leganés a la hora de sumar unidades en su marcador. Dado que, sin contar a los extraviados Youssef y Martin, solo otros cuatro jugadores han marcado en esta Liga: Carrillo, Omeruo, Rodrigues y Mesa. Un gol cada uno. Cifras que suenan insuficientes para garantizarle al Lega la consecución de sus objetivos.

Andrés Sánchez

Isaac Buj / Getty Images

¡Comenta!