Balón en Profundidad

Fútbol en torno al balón

Análisis táctico

Neymar Jr frente a Julian Nagelsmann

La carrera de Neymar Junior sigue pendiente de confirmar al brasileño como uno de los mejores futbolistas de los últimos tiempos. Aunque a título individual el 10 del Paris Saint-Germain ya ha demostrado su excelso nivel a base de personalidad, exquisita técnica y ascendencia en el juego, sigue quedando en el ambiente la sensación de que le falta llevarse un gran título internacional como líder absoluto de su equipo. Para ello lo contrató Nasser Al-Khelaïfi y, tras varias temporadas y varios intentos en los que no ha tenido suerte, fundamentalmente por sus problemas con las lesiones, ahora parece preparado para afrontar su gran reto. Aunque delante tendrá a otro genio de este deporte, que sigue creciendo a pasos agigantados y haciéndose un nombre en el panorama europeo. El entrenador de su rival esta noche.

Julian Nagelsmann ha construido un equipo que está perfectamente preparado para hacer mucho daño al PSG.

Aunque individualmente el talento de los parisinos es superior, el funcionamiento coral del RB Leipzig invita a pensar que va a ser un duelo muy reñido. Su moderno circuito asociativo, lleno de ritmo y verticalidad, su versatilidad táctica que le hace ser capaz de adoptar diversas caras según las circunstancias ya no de cada partido, sino de cada tramo dentro de los mismos y, no menos importante, la confianza con la que afrontan este duelo, les hace verse como merecedores al menos a sembrar la duda sobre el teórico favoritismo de los franceses. A este respecto, Tomas Tuchel deberá hacer no pocos ajustes para controlar la efervescencia alemana, principalmente en dos ámbitos. El primero será el que tenga que ver con la lucha por gobernar el centro del campo. La más que probable baja de Marco Verratti ahonda en la dificultad del PSG para gestionar la posesión de pelota, algo para lo que el Leipzig sí está muy preparado. Preparado ya no para tenerla, sino para utilizarla como principal arma ofensiva. Pues ahí radica el segundo asunto que preocupará Tuchel. La extrema movilidad de centrocampistas y puntas del conjunto alemán someterá sin duda a momentos de máxima exigencia a su zaga, que tendrá que girarse y corregir para evitar que el Leipzig crezca en su idea y en su partido. Marquinhos, en todas estos ajustes, se antoja esencial.

Y Neymar Junior necesita de su compatriota para poder culminar su obra en esta edición de la UEFA Champions League. El crack tendrá a buen seguro responsabilidades en tres fases del juego: inicio de la jugada, aceleración en tres cuartos de campo y finalización frente a Péter Gulácsi. Físicamente ha llegado mejor que nunca desde su llegada a París y siente sobre sí el foco de la competición, algo que seguro le empuja y le motiva. Y precisamente por ello, Julian Nagelsmann habrá rellenado más de una pizarra buscando cómo neutralizarlo. La alegría y frescura de su equipo en fase ofensiva requerirá probablemente de algún recorte en virtud de protegerse frente a la amenaza Neymar, y queda por ver si tácticamente el técnico alemán tiene algo preparado. Kevin Kampl necesitará ayuda para contener tanto talento y el entrenador del RB Leipzig sabe que desde el control de esa zona parten sus opciones para alcanzar la gran final.

Marquinhos y Mbappé deberán ser los escuderos de un Neymar que querrá todos los balones.

Pero si por detrás Neymar deseará una gran actuación de Marquinhos, por delante sabe que un Kylian Mbappé recuperado puede ser el látigo que termine por hundir las pretensiones alemanas. Klostermann y Halstenberg pueden sufrir mucho con la agresividad al espacio del atacante francés, y Dayot Upamecano afronta un reto mayúsculo entre ambos gigantes. Su impulsividad a veces mal controlada puede abrir una brecha que los conecte y, de ocurrir, el Leipzig no podrá levantarse. Porque ahí radica la principal diferencia que puede acercar a franceses y alejar a alemanes a superar la última eliminatoria: la grandeza de Neymar, Mbappé y Marquinhos, los estiletes sobre los que Tomas Tuchel a buen seguro querrá edificar su superioridad esta noche.

Andrés Sánchez

Filippo Monteforte / AFP

¡Comenta!