Balón en Profundidad

Fútbol en torno al balón

Rudi García puede poner en problemas a Flick a partir de su planteamiento defensivo.
Análisis táctico

Las grietas del sistema de Rudi García

Hans-Dieter Flick debe haber soñado cada una de estas últimas noches con el muro que su colega Rudi García a buen seguro le tiene preparado para el duelo de esta noche que dirimirá quién acompaña al Paris Saint-Germain en la final de la Champions League. La histórica noche que encumbró al técnico alemán en su obra maestra contra el FC Barcelona ya pasó, y es consciente de que frente al Olympique Lyonnais será diferente. Por confianza, aspiraciones y presión, su rival de esta noche poco tendrá que ver con el malogrado conjunto catalán, por tanto los caminos a la victoria también necesitarán alguna modificación para quebrar la consistencia francesa, reforzada tras el encuentro frente al Manchester City.

El rendimiento defensivo del Lyon fue un reto irresoluble para Pep Guardiola.

Y es que la exhibición defensiva del conjunto de García fue digna de un semifinalista de la Champions League. Consciente de su inferioridad técnica, frente al City se cerró en un 1-5-3-2 en el que ni los carrileros, con alguna jugada aislada del goleador Maxwel Cornet desde la izquierda, se permitían aventuras ofensivas en campo contrario, ni siquiera para plantear fases de presión alta. Y, en el núcleo del sistema, el entrenador francés contó con la gran actuación de Marcelo y, sobre todo, un Fernando Marçal que desde el central izquierdo lideró a la defensa y se lo puso siempre muy complicado a los de Pep Guardiola, que prefirieron explotar su banda izquierda, donde João Cancelo y Raheem Sterling sí pudieron rascar en el armazón francés. Y quizá por ahí vayan los pensamientos de Flick.

El perfil derecho del Olympique Lyonnais podría ser la grieta que busque agrandar el Bayern de Münich para poder meter la cabeza en la final. Léo Dubois y un menos fiable Jason Denayer no suponen tanta garantía en ese costado, y además por ahí el conjunto alemán tiene piezas con capacidad para atacarles con continuidad y de diferentes formas. Alphonso Davies, pletórico en su temporada de consagración, debería subirse a lomos de Dubois y castigarle por activa y por pasiva hasta colarse como cuchillo caliente en mantequilla en el área de Lopes. Y, en el extremo izquierdo, ya sea Gnabry, Perisic o Coman el elegido por Flick, el desborde y la verticalidad están asegurados para constituir el arma con la que hacer dudar y dañar a la defensa gala.

El Olympique Lyonnais ha sido uno de los protagonistas de esta peculiar edición de la UEFA Champions League.

El Olympique Lyonnais ya ha cubierto el expediente en esta Champions rebasando todas las expectativas. Y a partir de ahí podría ser peligroso para un Bayern que en ataque es una apisonadora pero que en defensa se muestra vulnerable. Pero, más allá del talento de Aouar para dirigir o de la velocidad al espacio de sus puntas, la jerarquía europea y el puño de hierro de su rival esta noche, invicto desde el mes de diciembre, deberían ser un obstáculo demasiado alto. Aunque, por otro lado, esta edición de la Liga de Campeones, con sus eliminatorias a partido único, se ha mostrado como una oportunidad para que los menos favoritos den más de un susto a los gigantes. Pero, claro, quién da más miedo en este momento que este gigante alemán.

Andrés Sánchez

Catherine Ivill / Getty Images

¡Comenta!