Balón en Profundidad

Fútbol en torno al balón

Análisis táctico

Por y para todo

En la temporada más ilusionante para el club en su historia, el Granada CF de Diego Martínez no se ha podido mover mejor en el mercado de fichajes. Y lo que queda. Más en una ventana de traspasos tan complicada por todas las circunstancias que nos rodean a día de hoy. Pero ahí estaba la dirección deportiva del Granada para incorporar a piezas clave que potenciaran el plan y la idea de juego de Diego Martínez. También para que este tenga más recursos bajo la manga en una temporada que disputarán tres competiciones -algo necesario, sino que se lo digan al RCD Espanyol-, con nombres como Alberto Soro y Kennedy, entre otros. Pero para lo primero, especialmente, ha llegado Luis Milla y ha vuelto Yangel Herrera. Y qué dos jugadores. Ambos demostraron ya sus intenciones en la primera jornada ante el Athletic Club, a nivel colectivo e individual.

Luis Milla y Yangel Herrera son dos centrocampistas que tuvieron un curso más que notable en la 19/20. Uno en Tenerife y otro en el mismo club andaluz. El primero demostrando su amalgama de virtudes en el Heliodoro Rodríguez López. En salida de balón, siendo el encargado de organizar a su equipo en campo rival, el director de orquesta que lleva la manija y, además, mostrando una capacidad más que positiva para robar, conducir y ser determinante en zona de tres cuartos. En todo esto destaca Luis Milla, en todas sus virtudes. Y muchas de ellas ya las demostró en su debut oficial con la camiseta del conjunto nazarí ante el Athletic Club. Y si a todo esto se le junta todo lo que es capaz de aportar Yangel Herrera, más que mejor para Diego Martínez y su centro del campo.

Ambos son capaces de cumplir con distintos roles.

Una de las mejores cosas de esta nueva pareja de centrocampistas, de este nuevo binomio, es la polifuncionalidad de ambos. Algo que permite a Diego Martínez adaptarse a distintos rivales, pero sobre todo a distintos contextos dentro de un mismo partido. En la primera jornada de La Liga ante el Athletic Club de Gaizka Garitano ya vimos cómo la pizarra de Diego Martínez se puede ir amoldando a estas variantes que pueden ofrecer Milla y Herrera con su fútbol. La salida de balón con tres atrás, con el exjugador del Tenerife abriéndose a un costado con los laterales adelantados y los bandas por dentro. O siendo el propio Luis Milla quien aparece por detrás de la primera línea de presión del Athletic Club y los laterales siendo partícipes en salida de balón. Todo en salida de balón, dentro de lo que cabe, dependía de lo que hiciese Milla.

Pero con el paso de los minutos, el Granada CF daba poca sensación de peligro. Incluso el Athletic Club con muy poco inquietaba a la defensa nazarí. Aquí aparecieron dos figuras diferenciales para este equipo: Diego Martínez y, por ende, Yangel Herrera. El mejor técnico de la temporada pasada sacó a relucir su excelente dirección de campo -una vez más excelente- para decantar la balanza del partido. Supo leer los problemas que tenía arriba -se echaba en falta a Carlos Fernández- y dio libertad a dos de sus centrocampistas. Precisamente a dos hombres en los que las llegadas al área suponen una de sus muchas virtudes: los ya citados Yangel Herrera y Luis Milla. Pasó Montoro a ser el mediocentro más posicional para adelantar y liberar a sus dos compañeros equilibrando el sistema por sí mismo.

Todo esto tuvo su incidencia directa en el partido. Primero en la jugada del tanto que abría el marcador, donde Yangel Herrera pudo sacar a relucir su zancada para llegada al área contraria. Después, en la del segundo, Luis Milla robando un balón, conduciendo hasta el área rival y ejecutando un gran disparo para el 2-0 definitivo. Fue una victoria que demostró varias cosas, de las cuales muchas ya conocíamos y otras, quizá, no tanto. Que Yangel Herrera es un gran jugador que, como ya hemos comentado, se adapta a muchos contextos con y sin balón. Que la dirección de campo y la pizarra de Diego Martínez sigue siendo una de las mejores de La Liga. Y, por último, que nos lo vamos a pasar muy bien con Luis Milla esta temporada.

Lo de Luis Milla suena muy bien en esta temporada debut en La Liga.

El partido ante el Athletic Club el pasado fin de semana fue la primera prueba y la primera demostración de lo que podemos ver de Luis Milla está temporada. Un perfil que va a ser muy útil para Diego Martínez a lo largo del curso, y más en un año que todo indica -si pasan las rondas previas de la Europa League- que van a jugar tres competiciones. Un jugador que le va a dar mucho este año al Granada CF por todas las virtudes técnicas y tácticas que tiene, aquellas que le permiten ser diferencial en cualquier zona del campo. Un jugador, Luis Milla, que junto a Yangel Herrera va a dotar al centro del campo del Granada de ese equilibrio con y sin balón que todo equipo necesita.

Albert Quera

Jorge Guerrero / AFP

¡Comenta!