Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

El titán del Bernabéu

Carlos Henrique Casemiro ha alcanzado ese punto competitivo que permite al Real Madrid poder contar con él para superar cualquier batalla.

Con Mou pero sin Kane

El Tottenham sigue sin alcanzar un punto competitivo aceptable. Mourinho sigue tratando de encontrarlo mientras busca respuestas en una plantilla incompleta.

Las dos mitades del Sevilla

Julen Lopetegui ha llevado al Sevilla a puestos de Champions League a través de una buena gestión de plantilla con todavía alguna incógnita a resolver.

Guevara y Piqué para explicar el resultado

Real y Barça nos regalaron uno de los mejores partidos de lo que va de Liga, en el que tuvieron un brillo especial Ander Guevara y Gerard Piqué.

Otro año a la deriva

El Celta de Vigo vuelve a encontrarse en el precipicio del descenso merced a una falta de identidad que Óscar García deberá afrontar con diligencia.

Isco se sube al carro

Isco Alarcón hizo en Vitoria un partido lleno de calidad y responsabilidad y se ofrece como una pieza más para dar empaque a la plantilla blanca en 2020.

Balones a Paulo Dybala

Paulo Dybala completó contra el Atlético de Madrid una primera parte fabulosa donde demostró que, además de números, puede aportar mucho juego.

Una pareja para Sergio Ramos

Sergio Ramos se postula como fijo en el once y fundamental en el rendimiento de la selección en la Euro 2020. Luis Enrique debe ahora buscarle pareja.

Liberación blanca en Ipurua

El Real Madrid hizo su mejor partido de la temporada en Liga en Ipurua demostrando seguridad en su plan y un ataque implacable con Hazard, al fin, como líder.

La pureza del Slavia de Praga

El Slavia de Praga volvió a mostrarnos cómo un buen trabajo en el día a día y sobre la pizarra puede diseñar grandes equipos sin jugadores de élite.

El Betis se ahoga en busca de ritmo

El Betis de Rubi cayó contra el Granada y volvió a dar síntomas de una alarmante falta de ritmo que solo Canales se acercó a compensar.

Un balón para Koke y Correa

El Atlético de Madrid terminó por imponerse al Athletic de Bilbao cuando Koke y Correa se encontraron en campo contrario y dominaron el balón.