Los males de Eusebio

A falta de concretar una forma, Eusebio ha ido viendo cómo los ‘a priori’ representantes de su idea caían víctimas del inconformismo táctico del de La Seca.

El problema es la subjetividad

Eusebio es el culpable principal para los aficionados gerundenses. Aun así, el problema va más allá del banquillo, de la historia del club y de este mismo.

Un Girona bilingüe

El curso actual en Montilivi se ha desarrollado entre dos aguas opuestas que, pasado el ecuador, parecen juntarse. Una como recurso limitado y la otro como un discurso emergente a la que le falta recorrido y plantel.

Lecturas perpendiculares

Eusebio agitó su pizarra para dotar de mecanismos diferentes a un Girona que desde ellos superó a un Real Madrid que volvió a dejar síntomas de flaqueza defensiva.

Esencia ofensiva

Pedro Porro se ha convertido en una de las apariciones de La Liga por su gran nivel y encaje en un rol determinante: el de carrilero.

Un Girona en transición

Adaptarse a un modelo o implantar el tuyo. En esa transición se encuentra ahora mismo el Girona de Eusebio. A medio camino de definirse.

Portu sin Stuani

Cristian Portugués comenzó la temporada sin estar del todo, y al Girona, en una incertidumbre preocupante, no le fue bien. Ante el Rayo, el murciano retornó.

De Machín a Eusebio

Mientras el sistema de Machín le permite trabajar los automatismos del suyo, el Girona no ha acabado de encajar cuando los ha mostrado. Incógnitas a responder.

Patrick Roberts para desequilibrar

Ya disputó unos minutos con el Girona su nuevo flamante fichaje: Patrick Roberts. Dejando ya detalles de su calidad y verticalidad. Un jugador diferente.

Mecanismo recursivo

La propuesta de Eusebio frente al Valladolid no fue su favorita. Sin Aday, Mojica y Carles Planas y con Muniesa como única variable, el vallisoletano inventó.