Balón en Profundidad

Fútbol hasta la línea de gol

Bendito problema

Maxi Gómez y Rodrigo Moreno parecían destinados a entenderse, pero ahora el Valencia suma un nuevo actor en su ataque: Kevin Gameiro. Bendito problema.

Maxi Gómez y su ecosistema ideal a orillas del Turia

El Valencia quiere evitarse los problemas de cara a gol de la temporada pasada. Para eso ha contratado a Maxi Gómez, el gol charrúa pocas veces falla.

La pesadilla Lacazette – Aubameyang

Aubameyang y Lacazette se convirtieron en la pesadilla valencianista que soñaba con alcanzar en Bakú su segunda final esta temporada.

Charles frena el sprint final del Valencia

El Valencia CF sufrió un frenazo en sus aspiraciones a la cuarta plaza ante una competitiva SD Eibar que prácticamente firma su salvación.

En el momento justo

Poco a poco el Valencia ha ido recuperando su esencia futbolística a partir de sus piezas clave. La última, un Gonçalo Guedes que llega en el momento justo.

Aceptación y tiempo

La selección española afronta la fase de clasificación para la Euro 2020 con un proyecto en pruebas, pero con materia prima para volver a luchar por cotas altas.

Futuro y pasado

El Valencia debe cerrar las heridas del pasado más reciente para dar continuidad a unas sensaciones cada vez mejores.

El eterno mártir

El Valencia podrá soñar al volver a disputar una final de Copa del Rey tras superar al Betis en Mestalla gracias a la buena lectura de partido de Marcelino.

Normalizar los baches

Rodrigo Moreno normalizó una racha negativa y, de la misma forma, ahora disfruta de un pico de confianza y nivel de juego que coincide con un Valencia en crecimiento.

Podcast | La Puerta 20 – 1×12

En el decimosegundo podcast de ‘La Puerta 20’ analizamos lo más destacado de la jornada 22 de nuestra liga: La Liga Santander.

Estados de ánimo

El Valencia cambió la cara con el gol de Ferran y ese nuevo estado de ánimo le permitió sacar tres puntos de Balaídos culminando con la liberación de Rodrigo.

Los problemas individuales del Valencia

Los problemas futbolísticos siguen pesando a un Valencia que, sin embargo, tiene piezas a las que agarrarse para respirar. Marcelino necesita recuperarlos.