Balón en Profundidad

Fútbol en torno al balón

El sector izquierdo de Zinedine Zidane

Zinedine Zidane probó nuevos movimientos en su pizarra enfocados a dar peso ofensivo a su sector izquierdo, con Mendy como protagonista.

Errores y ausencias

Los errores y las ausencias marcaron lo que fue un guion de partido que torció el gesto del Real Madrid y sonrió al Manchester City.

Éder Militão ante la mirada de su capitán

Éder Militão tendrá el viernes la prueba más dura de su carrera ante un Manchester City que querrá sacar partido de la baja de Sergio Ramos.

Una versión ganadora

En una temporada alejada de la brillantez futbolística, Zidane ha gestionado las diferentes etapas de un Real Madrid que ha mostrado su cara ganadora.

La clave Ferland Mendy

Ferland Mendy no solo ha conseguido aliviar la ausencia de Marcelo, sino que ha encontrado un ecosistema en el que explotar su gran lectura y brillar.

Sonríe Marco Asensio, sonríe Zinedine Zidane

Las particularidades de Marco Asensio lo hacen ser un futbolista muy especial. Uno al que el fútbol precisamente no ha terminado de recompensar.

La crisis de los 28

La figura de Isco, por aquello que siempre imaginamos que pudo ser, es muy difícil de medir. Las expectativas, a sus 28 años, han marcado siempre su carrera.

Convertirse en recuerdo

El Real Madrid ha vulgarizado tener a James Rodríguez en su plantilla y el colombiano está cerca de convertirse, únicamente, en un recuerdo.

Agotamiento y soledad

Mientras su equipo se agotaba mentalmente sobre el campo, Zidane no encontró respuestas en un banquillo vacío de certezas que le dejan solo ante el problema.

Nadie les esperaba

El Real Madrid se burló del relato para llevarse El Clásico con dos protagonistas de excepción. Unos que dejan al Barcelona luchando contra sí mismo.

Los costados de Zidane y Setién

Real Madrid y FC Barcelona se miden en un Clásico decisivo por el liderato de La Liga. Setién y Zidane pendientes de la importancia de los costados en este duelo.

Estambul puede esperar

El Manchester City cambió su melodía habitual para asaltar el Santiago Bernabéu. Un escenario idílico para encumbrar la figura de Kevin De Bruyne.